martes, 9 de diciembre de 2008

Jaime Camil convive con sus fans.


Redacción Quién 30 de Noviembre de 2008
El actor y cantante realizó una firma de autógrafos para promover su nuevo disco.
Jaime Camil (Foto: CLASOS)El actor y cantante Jaime Camil reunió a decenas de personas en una plaza comercial de esta ciudad como parte de una firma de autógrafos con el fin de promover un nuevo modelo de teléfonos celulares.Visiblemente emocionadas, sus fans se congregaron en una conocida tienda departamental en espera de la llegada de Camil, quien arribó al lugar con una amplia sonrisa."Si compran un celular o mi nuevo disco, mañana todas me acompañarán al teatro. Gracias por venir", fueron las palabras con las que el protagonista de "La fea más bella" saludó a sus seguidoras con quienes no dejó de bromear en ningún momento.En medio de una mala organización por parte del equipo de relaciones públicas de la marca de teléfonos, el intérprete de "Devuélveme el cielo" repartió rúbricas y accedió a tomarse fotografías con cada una de las chicas que se acercaba a su mesa para darle un beso y un abrazo.En un momento, un niño se acercó a recibir su rúbrica, a lo que Camil externó emocionado: "Me encantan los niños, los amo", al tiempo de ponerse de pie para darle un abrazo a su pequeño fan.Después, otro infante se acercó al artista y tras darle su autógrafo le preguntó en tono de broma si no quería una firma más para su novia, "affair" o movida, y al recibir una negativa por parte del niño, Camil se puso de pie para despedirlo.Como parte de su compromiso con los fans, el artista decidió no conceder entrevistas a la prensa hasta después de dar la última firma, pues consideró que no era el momento idóneo para hacer esperar a sus seguidores por algunas declaraciones.Las personas que habían adquirido un móvil fueron las primeras en recibir la firma, para luego dar paso a quienes compraron su más reciente producción discográfica titulada "Volúmen 3".De este modo, Camil repartió sonrisas, rúbricas, besos, abrazos y fotografías durante dos horas, al tiempo que agradeció a cada persona por su asistencia.