sábado, 27 de diciembre de 2008

Tom Cruise asume riesgo con filme nazi


AP 17 de Diciembre de 2008
Una Navidad nazi no es algo fácil de vender. Y ese es apenas uno de los retos que enfrenta Tom Cruise con su nueva película, "Valkyrie", que se estrena el 25 de diciembre y en la que interpreta a un coronel alemán en la Segunda Guerra Mundial que trama un plan para asesinar a Adolfo Hitler.
Es una cinta riesgosa de hacer y no sólo por la sensibilidad del asunto que trata. Cruise ha estado intentando rehabilitar su imagen, y pocos expertos en relaciones públicas le habrían aconsejado vestirse con un uniforme del ejército alemán para engendrar un sentimiento cálido.
Por otro lado, "Valkyrie" también es una película seria llena de suspenso. ¿Podrá ayudar a Cruise a volver a la cima?
En una entrevista reciente, Cruise y el director Bryan Singer minimizaron los malos rumores previos en torno a "Valkyrie".
La fecha de estreno se cambió en repetidas ocasiones. Los primeros anuncios que mostraban las similitudes entre un Cruise con un parche oftálmico junto a Stauffenberg fueron objeto de burla en Internet. En un momento, funcionarios del Ministerio de la Defensa alemán dijeron que la producción no podría rodarse en el memorial Benderblock para la resistencia nazi en Berlín por la creencia de Cruise en la Cientología, que no es reconocida como una religión en Alemania. (Las declaraciones fueron rápidamente retractadas y el rodaje siguió adelante).
Cruise, de 46 años, ya conoce las incontrolables espirales de publicidad mala, y no sólo en los últimos años. Siempre lo han obstinado rumores sobre su vida personal y ha estado en proyectos (como "Rain Man" en 1988, señala) que parecían destinados al fracaso antes de su lanzamiento.
"Es bueno poder tener gente que hable sobre el filme, en lugar de que nosotros tengamos que leer sobre el filme", dijo Cruise. "Es lo que es. Y lo entiendo. Sí que lo entiendo".
Su reciente ataque de publicidad negativa comenzó con esa fatídica aparición en el programa de Oprah Winfrey en el 2005 (cuando saltó sobre un sofá para proclamar su amor por Katie Holmes). Entonces vino la incómoda entrevista con Matt Lauer del programa "Today" (en la que criticó a Brooke Shields por tomar antidepresivos y desestimó la opinión del presentador al decirle que no sabía nada de psicología). Al año siguiente, Paramount Pictures dio por terminada su relación de 14 años con el actor.
"Como he dicho, quiero una vida de aventura", dijo Cruise. "Y he tenido más aventura de la que me he buscado".
Pero Cruise podría estar preparando un retorno a los primeros planos. El actor volvió a visitar a Winfrey a principios de año y el lunes remendó públicamente el asunto con Lauer. También lanzó su propio sitio de Internet.
Y la semana pasada, recibió una nominación al Globo de Oro por su divertidísima actuación en la picante comedia de Ben Stiller "Tropic Thunder", en la que hace el papel de un director de estudio que habla, y también baila, sucio.
Junto a la productora Paula Wagner, Cruise reformó el estudio cinematográfico de United Artists (UA) como un sello de MGM. Su primera película para la casa, "Lions for Lambs", del año pasado, fracasó en la taquilla y Wagner dejó en agosto su cargo como directora ejecutiva. La más costosa "Valkyrie" — que según reportes costó 90 millones de dólares pero Singer dice fueron 75 — representa un riesgo considerable tanto para UA como para Cruise.
"¡Maten a Hitler en Navidad!", bromea el actor.
Hubo muchos complots para asesinar a Hitler, pero el de Stauffenberg y otros oficiales alemanes de alto rango es bien conocido en Alemania. El 20 de julio de 1944 (seis semanas después del desembarco del barco aliado en Normandía), Stauffenberg conspiró para matar a Hitler con una bomba e instalar un plan de cambio de poder llamado Operación Valkyrie. El plan fracasó y unos 200 fueron ejecutados por su participación. Hitler se suicidaría en abril de 1945.
La película fue escrita por Christopher McQuarrie y Nathan Alexander. La última colaboración de ambos fue la ampliamente ovacionada "The Usual Suspects" (Los sospechosos habituales) de 1994.
Las primeras reseñas de "Valkyrie" han sido mixtas. Variety le dio un "más o menos" a sus posibilidades comerciales. Hollywood Reporter la calificó como una "una buena película" que "debería disfrutar de un éxito modesto, pero si la carrera de Cruise está momentáneamente atascada, 'Valkyrie' no es la sacudida eléctrica que la haría arrancar".
El Stauffenberg de Cruise es, como muchos de los personajes que ha encarnado, una personificación de determinación. Con una firmeza similar a la de Ethan Hunt en "Misión: Imposible", el incansable agente en "Jerry Maguire" o la más demente determinación de Vincent en "Collateral", el Stauffenberg de Cruise es decidido.
"Creo que hay una parte de mí, un espíritu que quiere involucrarse con la vida", dijo el actor. "He aquí un tipo que trabajó bajo una presión tremenda y que aún así pudo estar absolutamente claro y lúcido sobre sus decisiones y tratar de llevar esto adelante".