lunes, 21 de septiembre de 2009

Brad Pitt luce cansado y descuidado




Con la barba crecida, una viscera gris y vistiendo jeans semideslavados y chamarra de cuero negra, Brad Pitt llegó este viernes al hotel Maria Cristina Hotel en San Sebastian, España, para presentar la cinta "Inglourious Basterds" en el marco de la 57th edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastian.
Cientos de fans --que se mojaban con la imparable lluvia-- lo esperaban a la entrada del hotel en que se hospedó. Ahí, el actor repartió, sonriente, saludos, fotografías y autógrafos.
A su paso por España, Brad lució una apariencia descuidada que nos hacen suponer que está sufriendo los estragos de la edad, por lo visto ha dejado de ser el galán de mirada impactante, sonrisa encantadora y rostro deslumbrante.
Horas después de su llegada a España, el actor de 45 años ofreció una conferencia de prensa al lado del director de la película, Quentin Tarantino, donde este último se declaró admirador de los españoles Pedro Almodóvar y Jesús Franco y confesó que la mejor película que ha visto ha sido "La mala educación", donde actúa Gael García Bernal.
Por su parte, Pitt dijo que "fue fantástico" trabajar al lado de Tarantino "porque el plató era como una iglesia y en la iglesia estaba Dios, que era Tarantino, y siempre, de Dios, se aprenden muchas cosas". Brad también recibió "flores" de parte de Tarantino, quien recordó que desde el principio pensó en Pitt para el papel del lugarteniente Aldo Raine, líder de un grupo anti-nazi cuya misión es acabar con Adolfo Hitler y el Tercer Reich: "Creí que me diría que no, pero lo que me dijo es que estaba disponible para cuando llegara un buen guión. Y eso me gustó", afirmó el director.

"Malditos bastardos" abrió este viernes la sección Perlas de Zabaltegui del Festival de San Sebastián en el teatro Victoria Eugenia.
En el festival de San Sebastian se presentarán un total de 200 películas; 15 competirán por la estatuilla dorada y el sábado será anunciado el ganador.