miércoles, 8 de julio de 2009

Gael García, dice que el futbol es como la música


Con motivo del estreno en Gran Bretaña de su filme "Rudo y Rusi", García Bernal declara al diario The Times que resulta imposible explicar "por qué el fútbol es algo tan fantástico".
"El gran reto es expresar la alegría que se deriva del fútbol y no el fútbol como tal. El fútbol es como la música. Tiene un misterio que no se resolverá nunca", dice el actor mexicano.
Rudo y Cursi, una película muy elogiada hoy por el crítico cinematográfico del prestigioso Financial Times, es una comedia de Carlos Cuarón que tiene como protagonistas a dos hermanos emigrados del campo a la ciudad que de pronto triunfan en el futbol.Pero la película trata sobre todo del culto a la celebridad, a la fama instantánea.Ese aspecto de "la sociedad del espectáculo en la que vivimos se ha vuelto sinónimo de éxito", explica García Bernal en tono filosófico.Según el actor mexicano, la celebridad se ha convertido en un elemento de opresión social en su país."Es una idea muy de Occidente que se está extendiendo de tal forma que resulta tan tóxica como lo era el capitalismo salvaje", afirma.Reflexionando sobre los personajes del filme, el actor afirma que los dos hermanastros protagonistas reúnen de pronto "todos los requisitos para ser felices, pero se ven arrastrados a un mundo que les depara triunfos, pero les arrebata al mismo tiempo la posibilidad de ser felices"."En la cultura occidental se confunde libertad con felicidad. La libertad es tener la libertad económica para comprar cosas. No es la búsqueda filosófica de la felicidad", sentencia.Sus dos nuevas películas como productor, Sin Nombre y Voy a Explotar, son dramas que describen el México actual como un lugar de crueles desigualdades."Dondequiera que uno enfoque la cámara en Latinoamérica, va a encontrarse con situaciones complejas", afirma.De García Bernal se habla como posible actor junto a Daniel Day-Lewis en la próxima película épica de Martin Scorsese, Silencio, sobre los misioneros católicos en el Japón del siglo XVII.García Bernal no lo confirma, pero tampoco lo niega y se limita a decir que "ha oído hablar de ello".Preguntado si prefiere su labor de productor al trabajo de actor, responde: "Si alguien me pusiese un revólver en la sien esta noche, optaría por ser actor en vez de productor, pero antes que actor prefiero ser espectador. Me gusta hacer películas porque disfruto viéndolas".