lunes, 16 de marzo de 2009

Gael García en rol de papá














De un día a otro, Lázaro le ha cambiado el panorama al también productor de cine. Ahora, la mayor parte del tiempo, Gael, de 30 años, cambia pañales, ayuda en el baño matutino y hasta se despierta a media noche para llevar al niño hambriento con su madre, Dolores Fonzi, también de 30, con quien empezó una relación durante la filmación de la película Vidas Privadas, en 2001. La nueva familia ha decidido establecer su residencia en Madrid, pues es un lugar más tranquilo y están lejos del asedio de la prensa, pero no descartan pronto venir a visitar México.“(Ser papá) me ha cambiado la vida de una manera que hace que todo sea distinto”, dijo el protagonista de Rudo y Cursi (2008) en su última visita a México para promocionar Ambulante, el ciclo de cortometrajes.

Según un amigo cercano, el nuevo miembro de la familia García Fonzi tiene unos potentes pulmones y los usa cuando lo duermen boca arriba o de lado, pues el pequeño llora hasta que lo acomodan boca abajo, como le gusta. El nombre del niño se debe a que Dolores es muy católica y vio en Lázaro un nombre bíblico muy importante.María de Fonzi, madre de Dolores, se encarga de ayudar a la nueva pareja con el niño y los orienta sobre cómo bañarlo, alimentarlo y dormirlo, pues los jóvenes son papás primerizos, pero con muchas ganas de aprender.“Para todos aquellos que ya son padres, ¡los felicito!, un gran trabajo. Y para los que no lo han sido, ¡prepárense!”, confesó García.

La pareja cada día está más enamorada, gracias a que la pequeña criatura se ha encargado de fortalecer la relación de sus padres, a quienes se les ha visto caminando agarrados de la mano y dándose muestras de cariño.También se sabe que el bebé es más parecido a Dolores y todo parece indicar quetendrá el mismo color de ojos que ella, un azul cielo que encanta a cualquiera, además de una piel blanca como porcelana.A pesar de que todo es miel sobre hojuelas, el bautizo está causando un poco de conflicto, pues la familia de Fonzi insiste en bendecir al niño, mientras que el actor mexicano considera que no es necesario, pues él es ateo. Lo seguro es que, si hay celebración, Diego Luna, mejor amigo de Gael, y Tomás Fonzi, hermano de Dolores, serán los padrinos.

COMO AMOS DE CASA
En su faceta de papá, el charolastra se encarga de hacer las compras y dicen que se vuelve loco cuando va a las tiendas de ropa y juguetes, ya que como padre debutante siempre quiere llevarse todo para consentir a su bebé, de dos meses.Mientras tanto, la argentina modelo y actriz se ocupa de estar la mayor parte del tiempo con su hijo, tanto que ha decidido hacer una pausa en su carrera artística para dedicarse al 100% a él. Lo que sí hemos visto es que poco a poco ha ido recuperando su esbelta figura ya que no es fácil eliminar los más de 20 kilos que aumentó. Pero día a día luce más guapa.