miércoles, 22 de abril de 2009

Alejandro Sanz pasó años tormentosos.


golpeaba una tormenta.
En menos de cuatro años se divorció, lo intentaron chantajear y ello conllevó un proceso judicial extenso, confesó que tuvo un hijo fuera del matrimonio, lo hospitalizaron por agotamiento y estrés severo, el gobierno de Hugo Chávez no le permitió cantar en Caracas por criticar al mandatario y supuestamente se le investigó por evasión de impuestos.

Sin embargo, el cantante español asegura que ahora está en calma y prepara un nuevo disco que saldría en otoño bajo la producción del puertorriqueño Tommy Torres.

"Viví momentos oscuros en los últimos años, pero afortunadamente, como la naturaleza lo dicta, todo se va acomodando como es, en su justo lugar. Fueron eventos en mi vida que me llevaron a un huracán, y esas cosas en la vida, cuando no te las esperas, te hacen tambalear", dijo el compositor en entrevista con el diario Reforma.

"Yo ahora me siento pleno, creo que irradio paz porque así me siento, tranquilo. La almohada me permite dormir tranquilo porque no tengo nada que me haga sentir intranquilo", afirma el músico de 40 años.
Todas esas experiencias, unidas a su activismo junto a la Fundación ALAS, al final le sirven de inspiración para crear sus canciones.

"Estoy escribiendo, todo me inspira, hemos vivido tanto que no sé por dónde empezar y dónde voy a acabar. Lo que he visto con la Fundación ALAS, la pobreza que se ve en muchos lugares, todo me conmueve", aseguró el madrileño. "Sería una mentira decir que lo que me ha sucedido no me ha movido las fibras del corazón, en eso me inspiró y me inspiraré. Las ideas están, sólo falta concretarlas. Supongo que habrá algo de mí, muy personal, en el disco que haré este año".
Sobre su relación con Torres asegura que ha surgido una gran química entre ambos.

"(Tommy) es un joven con muchísima energía y me la ha contagiado. Hemos hecho mucha empatía musicalmente, respeta mucho las melodías", relató.
El creador de "Corazón partío" dijo que el material girará en torno al amor
"Viene un disco con temas que se impregnan de la realidad. Yo jamás he sido un artista que hace canción de protesta, no, ni políticas, ni con disfraz. Yo me dedico al amor en todas sus facetas".

Como activista de ALAS, Sanz promueve la planificación familiar para evitar que la sobrepoblación aumente los niveles de pobreza extrema, pese a que eso le puede traer roce con su familia.
"Varios miembros de mi familia son católicos muy ortodoxos y es un tema en el que no nos ponemos de acuerdo y que genera mucha polémica, y yo no quiero hacer polémica por creencias", señaló.

"Cada quien las aplica como cree. Yo, efectivamente, sí creo que es necesario darle información a la gente sobre la planificación familiar, que tenga los hijos que puede mantener y no todos lo que en su periodo fértil pueda traer al mundo".