domingo, 12 de abril de 2009

Hugh Jackman tiene roto el corazón


El actor australiano Hugh Jackman, quien bajó de un helicóptero para acudir a un acto de promoción de la última película de X-Men, dijo "tener el corazón roto" porque la película se había filtrado en internet.
En la primera cita para promocionar "X-Men Origins: Wolverine", Jackman mostró 20 minutos del metraje de la película de acción a los aficionados y a los medios en la isla de Cockatoo, en el puerto de Sidney, donde fue rodada parte de la cinta."Salté del helicóptero, llegué a trabajar y me disculpé con los medios (australianos) por el error de la Opera", escribió Jackman en la red social Twitter.
El oriundo de Sidney se refería a un mensaje enviado desde su cuenta de Twitter el lunes en el que por error llamaba a la Casa de la Opera de Sidney, el Centro de la Opera.
Su cuenta de Twitter es tan solo una de las herramientas de las redes sociales utilizadas para promocionar la nueva película de superhéroes basada en un cómic.Jackman también protagoniza un videoclip en YouTube en el que anima a sus fans a votar por la ciudad en la que se estrenará la película a finales de este mes.Jackman, que no sólo protagoniza la película sino que además es productor de la misma con su empresa Seed Productions, dijo que se sentía mal por todas las personas implicadas en el largometraje luego de que una versión que no era la final se había hecho pública por internet casi un mes antes de su lanzamiento.
La filtración hizo que 20th Century Fox, parte de News Corp intentara por todos los medios frenar los envíos para no estropear una de las películas más esperadas del año.El columnista Roger Friedman, de Fox News, parte de News Corp también, fue despedidotras escribir una crítica sobre la película pirateada."Es un delito serio y no hay duda de que es decepcionante (...) Me ha roto el corazón", explicó Jackman en una rueda de prensa publicada por los medios australianos."Obviamente la gente está viendo la película sin acabar. Es como un Ferrari sin su capa de pintura", añadió.Jackman explicó que se sentía contento puesto que la mayoría de la comunidad internauta condenaba la filtración y que estaba seguro de que se encontraría al culpable.
"El FBI está en ello y se lo está tomando muy, muy en serio", dijo el actor de 40 años, que fue votado como el hombre más sexy por la revista People el año pasado."X-Men Origins" es un prólogo de las tres películas en las que Jackman hace de Wolverine, un personaje de Marvel Comics que le lanzó al estrellato.La película es el primer capítulo de la saga de los X-Men en el que Wolverine se une a otras leyendas del universo X-Men en una revolución que enfrenta a los mutantes y a las fuerzas determinadas a eliminarlos.La película llegará a las pantallas australianas el 30 de abril y a las estadounidenses el 1 de mayo.